Comparte con nosotros

twitterfacebookgoogle plusrss feedemail Instagram

viernes, 20 de febrero de 2015

Primer Recorrido en campo de la Comunidad de Aprendizaje de Turismo
Del 15 al 17 de febrero de 2015
Municipio Guaraque
Parroquia: Guaraque, Capital y Mesa Moreno

La aventura comienza en el terminal de pasajeros de Tovar, luego de encontrarnos cuando llegamos de Zea y Bailadores y abordar un micro-bus de la Línea de Transporte “Sánchez Carrero” que presta el servicio en la ruta Tovar-Guaraque-Río Negro que, según las indicaciones de Alix Morales, nos dejará en la Plaza Bolívar de la Capital del Municipio Guaraque.






Como buen transporte de Pueblo Andino, carga desde personas, implementos agrícolas, víveres y otros... además de esperar un poco más de lo previsto para cubrir el turno de un compañero de la línea al cual el vehículo se le accidentó; después cuando inicia la ruta también hay que buscar maletas de un pasajero en el sector el Llano de Tovar, estas acciones del servicio, del apoyo a la gente, de respeto y de solidaridad en estos tiempos y siempre, consideradas como invalorables, hacen sentir que vivir en un Pueblo Andino es una bendición.
Luego seguimos avanzando y nos encontramos con la intersección, que tomamos a la izquierda vía al municipio Guaraque, pasando por el Sector Vista Alegre, viendo la Vieja Plaza de Toros de Tovar y pocos metros después con el impetuoso Río Mocotíes encontrándose con la Quebrada de San Francisco, justo en el sector de Tacarica, donde continúan su rumbo hasta encontrarse con el Rio Chama entre las montañas del municipio Sucre.
En el recorrido de esa pequeña planicie de Tacarica se observan iniciativas de desarrollo de rubros agrícolas de ciclo corto como el Tomate. Iniciando el ascenso, hacia la Parroquia San Francisco, observamos a la margen izquierda de la vía a la escuela Técnica Agropecuaria, donde se forman los hijos de los agricultores del Valle del Mocotíes; continua la prolongada subida que nos permite disfrutar de hermosos paisajes adornados con coloridas casas, una bella iglesia, pequeños comercios y hasta un viejo expendio de Medicinas; todo esto dio paso a las curvas que ya nos permitían disfrutar del Ecotono (cambio de vegetación) entre las gramíneas y la vegetación de Páramo seco, que nos indica además un cambio de piso climático, con arbustos y árboles de porte pequeño como el Cinaro y el Quesero, identificando también helechos que indican alta acidez del suelo y el inicio de la recuperación de un bosque intervenido, que nos da paso a disfrutar de un imponente bosque de pino lazo (especie foránea introducida en la zona en los años 70 por CONARE); y ya se siente el frío del páramo tocándonos la cara y haciendo entumecer nuestras manos y a lo lejos ya se observan los Yagrumos con sus espectaculares hojas plateadas (seniles) que con los rayos del sol resplandecen y se observan como las blancas canas de los valles y montañas parameras.
Entre neblina, frio y Yagrumos coronamos el Páramo de San Francisco, donde la neblina se devuelve y al comenzar el descenso ya se divisan las laderas con cultivos hortícolas propios de la zona alta, sin perder de vista aun la vegetación de páramo seco que nos permite avanzar bajo la sombra de sus árboles, también nos encontramos con algunos rastros de la vaguada del año 2005, el recorrido en este momento, nos lleva a pasar por los sectores como el Say-say, Cañutales, la entrada de El Rincón y El Hato para finalmente observar en la distancia próxima en el filo de la montaña, el pueblo de Guaraque, con sus coloridas casas y su imponente iglesia, al acercarnos un poco más antes de la entrada del pueblo observamos un Avión de la Fuerza Aérea Nacional Bolivariana, como monumento erigido en Honor al Coronel José de Jesús Sánchez Carrero, hijo ilustre de este pueblo y miembro del Ejército Venezolano a principios del siglo XX, combatiente venezolano en la Primera Guerra Mundial.
Ya llegamos al pueblo, que nos regala el poder disfrutar un casco urbano recuperado con tres (3) importantes espacios: 1.- La Iglesia en Honor a la Patrona del Municipio, Santa Bárbara Bendita, 2.- La Plaza Bolívar con un estatua pedestre de Simón Bolívar y 3.- El Palacio de Gobierno Municipal restaurado en el año 2007.
En nuestra misión esta conocer de la historia y la cultura de este pueblo del Sur de los Andes Venezolanos para proyectar y construir acciones en pro del desarrollo sustentable, así que rápidamente preguntamos al señor de la primera bodega, donde llega la prensa estadal y donde vive la Lic. Mariscotti Carrero de Contreras quien desde lo cotidiano nos podía contar un poco de su pueblo y su gente... Ese mismo día, el 15 de febrero, nos encontramos con el Consejal Bolivariano José Luis Guerrero, amigo de nuestra compañera Alix Morales (nacida en Guaraque), con el cual conversamos gratamente acerca de la posibilidad de institucionalizar el Festival “La Voz del Campo”, dedicado a divulgar la música campesina, que nace en la parroquia Río Negro, proyectada en todo el estado Mérida y en Venezuela. Otra propuesta planteada fue el realizar un “Festival Gastronómico de Guaraque”, con el fin de recopilar todos los platos autóctonos de la región y hacer un mejor uso de los rubros agrícolas que se producen en el Municipio e institucionalizarlo como parte importante del mismo. Luego de compartir impresiones y propuestas, antes de las 6 de la tarde, esperamos el rústico que hace las veces del transporte inter-estadal, entre Guaraque-Mesa Moreno y Pregonero, para llegar en unos 25 minutos a la casa de Alix en Mesa Moreno. Sitio realmente hermoso, tranquilo, muy frío pero con gente demasiado atenta y con calor humano excepcional. Después de desempacar y ponernos cómodos y degustar una rica cena que nos preparó la Sra. Juana de Morales (madre de Alix), nos dirigimos a casa de la vecina Félida Moreno, del Consejo Comunal, donde sorpresivamente nos esperaba un FELIZ CUMPLEAÑOS, probando una rica torta rellena con dulce de higos frescos, para luego conversar e invitar a su hija Doris y a la misma Sra. Félida, luego de presentarles la Cooperativa “Vientos, Sueños y Placer”, R.L., sus bondades y su situación actual, para que formaran parte activa de la misma, en pro del desarrollo eco-turístico de la zona. Ya a eso de las 10 p.m. y con un frío fuerte pero no desagradable, nos dirigimos a descansar, sin antes acordar las actividades del día siguiente. Sigue la deliciosa aventura… Al día siguiente, lunes 16 de febrero, lunes de carnaval, después de un rico desayuno andino hecho por Alix, salimos a la carretera a encontrarnos con el Sr. Oreja, el cual previamente Alix había contactado para ser el chofer-guía que nos llevaría de Mesa Moreno hacia Pregonero, pasando por Las Lajas y Michitud.
Es de hacer notar que, tanto en el tramo de Guaraque a Mesa Moreno, como de Mesa Moreno hacia Pregonero, la vialidad está en franco deterioro, siendo este un gran problema que resolver si se quiere desarrollar el Turismo en la zona.
 En esta travesía un tanto tortuosa ya que la vía en mal estado y el rústico del Sr. Oreja sin amortiguación adecuada, Usted amigo (a) lector se podrá imaginar cómo quedamos en nuestra espalda y parte baja del cuerpo… pero valió la pena, pues el primer atractivo eco-turístico encontrado, aparte de la belleza de observar los paisajes, su potencial turístico que representa, fue el de la quebrada Las Lajas, ubicado en el sector del mismo nombre. Se trata de unas lajas de piedra de data muy antigua, acariciadas de manera constante por una corriente de agua cristalina y pura, haciendo pozas y caídas de singular belleza, que incita al relax, la tranquilidad y la meditación. Este lugar está totalmente virgen, no ha sido todavía mal intervenido, a pesar de que hay unos productores de la parte baja que, para “aprovechar” las bondades hídricas, colocaron una manguera a un lado, casi dentro del paso de las lajas, dentro de uno de los pozos que allí se forman. Pero aun así, el lugar está presto para que sea intervenido sustentable y sosteniblemente, observando que hay personas que de manera incipiente están aprovechando algunas áreas como camping en carpas… toda una experiencia, pero nosotros no supimos dónde estas personas estaban dejando sus defecaciones y desechos de comida y otros en la zona.
A través de este relato, pretendemos denunciar e informar sobre esta contaminación galopante para evitar la proliferación a futuro de situaciones que conlleven el deterioro total de este patrimonio natural, no declarado como tal, donde aprovechamos el llamado de atención para solicitar sea declarado como Patrimonio Natural del Municipio Guaraque.



Y siguiendo el camino, y más bamboleados que la abuelita de Toddy, ya casi llegando a los límites del Estado Mérida con el Estado Táchira, en Michitud, nos encontramos con el 2° atractivo, más resguardado porque está en predio privado: Los Vahos, sitio de excepcional belleza, dentro de un cañón alimentado por la quebrada Michitud. Allí nos encontramos con el dueño del predio, el Profesor Miguel Ramírez, quien junto a su familia están en la plena disposición para el desarrollo cabal, sostenible y sustentable del lugar. Ya saliendo del lugar, afuera estaban esperando unos visitantes que deseaban hacer actividades de rapel y cuerdas en el cañón ya mencionado, en la pared de piedra que tiene más de 50 metros de altura. 




Luego de haber disfrutado de tan especial atractivo, seguimos por la carretera que estaba igualmente en pésimo estado hasta llegar a Pregonero, almorzamos, nos refrescamos y nos devolvimos para Mesa Moreno por el Páramo Pérez, en la vía de Los Laureles. Por este lado, la vialidad estaba peor que la anterior, además de que es más inclinada, apropiada para realizar turismo de aventura. Regresamos a Mesa Moreno, y antes de llegar a casa, pasamos a conversar con el Srt. Enrique Moreno, hermano de la Sra. Félida Moreno, del consejo comunal, para solicitar de él y su gente aprobación para denunciar la situación presente en Las Lajas, obteniendo respuesta positiva del mencionado Sr. Moreno. Luego de esto, ya exhaustos, Alix nos hizo un delicioso atol de arroz y, previo conversatorio, nos dirigimos a dormir.
Al día siguiente, martes 17 de febrero, martes de carnaval, estuvimos listos para partir, ya desayunados con una rica pizca andina que nos proporcionó Alix, como despedida, nos dirigimos a la carretera antes de las 7 am para esperar el rústico que viene desde Pregonero e ir a Guaraque. Ya allí, el transporte nos llevó hasta la estación de gasolina para poder tomar el micro-bus de Río Negro hacia Tovar.
Continuará…

Comunidad de Aprendizaje de Turismo UPTM "Kléber Ramírez" - Bailadores